lunes, 4 de octubre de 2010

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...
 
Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.

-Jorge Luis Borges
 

2 comentarios:

Symbelmynë dijo...

No hay mucho por decir...Genial

Francisco dijo...

Querid@ Ex-Lector@ de Inocencia en Extincion:

Digo Ex-Lector@ porque Inocencia en Extincion dejo de existir tal como la conocemos (al parecer termino por extinguirse), ahora nos llamamos "Pueblos de papel". Aunque este advertid@, no cambiamos en lo absoluto. Nuestras publicaciones no mejoraron en calidad, no desarrollamos ningun metodo para publicar mas a menudo, y mucho menos mejoramos en siquiera el menor aspecto. Tan solo cambiamos el nombre. Seguimos siendo el mismo patetico intento de blog de siempre, asi que no se desilusione =]

Ni siquiera se incorporo otro miembro al blog, asi que no se porque hablo en plural. Supongo que sonaba mas formal.

Sin mas que decir, ojala pase pronto de nuevo. L@ estare(mos?) esperando.