miércoles, 23 de mayo de 2012

Si tu problema tiene solución, ¿por qué te preocupas?
Y si tu problema no tiene solución, ¿por qué te preocupas?
 

3 comentarios:

Agustín dijo...

Tener la certeza de si tiene solución no es una cuestión fácil de saber.

Edgardo G. dijo...

Agustín: Claro, a veces no sabemos si un problema tiene o no solución. Pero lo que no nos damos cuenta es que, aunque no lo sepamos, finalmente las posibilidades no son muchas: a) tiene solución, b) no tiene solución. Y el resultado debería ser siempre el mismo: no te preocupes.

Ufano trujamán dijo...

Un japonés me dijo un día (bah, en realidad el tipo es brasileño descendiente de japoneses, pero ya se sabe que la genética en esos casos es muy fuerte): "Si un problema no tiene solución, no es un problema". No por nada inventaron el Zen. Abrazo.