domingo, 6 de marzo de 2011

¿Quién me manda a mí a las 6 am, llegando a mi ciudad natal, destruido, a explicarle a una señora en el colectivo que ser traductor NO es dar clases de idioma? Y antes que eso, ¿cómo se le puede ocurrir a alguien preguntar sobre eso a esa hora y en ese lugar? (I-just-wanted-to-sleep!)
 

3 comentarios:

Mekans dijo...

Siempre está la opción de hacerse el dormido. Afortunados sean quienes portan cara de traste.

Agustín dijo...

Ay chicooos, pero si no hay nada mejor que una charla matutina con una vieja inculta cuando estás destruido a causa de una fiesta! Son esos momentos que hace que uno tenga cosas que subir al blog! (sin mencionar lo hilarante que es para el que lo lee)

Agustín dijo...

Aparte te vas a dormir con la maravillosa sensación de que dejaste un mundo más culto del que te encontraste cuando te levantaste allá lejos hace más de 24 horas. (?)