domingo, 1 de junio de 2014

Cae la tarde, mientras tomo mate. Suenan las campanas de la parroquia, y en el cielo se funden el celeste y el rosa. Suena profundo un jazz, y en el fondo quiero que estés conmigo, acá.