viernes, 8 de abril de 2011

No quiero que mi perrito vuelva a tener convulsiones en frente de mi mamá. Me hace mal verla llorar así. Quiero que, si le tienen que seguir dando ataques, sean cuando esté solo conmigo. Yo puedo solo.
 

2 comentarios:

Ele dijo...

Sos un tierno. Está bueno decir "yo puedo solo". Fue como la frase que cortó el lazo maternal.

Linda entradita.

Ufano trujamán dijo...

Me sentí muy identificado con tu relato. ¿Podríamos comunicarnos por teléfono así me das más datos sobre la raza de tu pichicho y las características psicológicas de tu vieja? Abrazo, viejito.