viernes, 21 de enero de 2011

Estoy empezando a perder la paciencia con los médicos. Hoy me hice un electro. El turno era a las 10:30 (llegué cinco minutos antes) y me atendieron a las 11:30. Menos mal que me había llevado un libro. Unas páginas más y lo termino. Y ya tengo turno para el campo visual, el próximo miércoles. Ese va a ser peor, ya tengo experiencia. Ahí me voy a llevar el libro que me regaló S antes de ayer.

Y pensar que a mí me daba lástima cancelar el turno (como había sugerido C, ante la posibilidad de viajar hoy a Entre Ríos). Qué nabo que soy.
 

1 comentario:

ian dijo...

Hubieses ido a Entre Ríos, mi provincia.